Remedios con uvas para la tos, vista y fatiga

uvasLa vid es una trepadora leñosa, perenne y caducifolia, oriunda de la región mediterránea, Europa central y el sudoeste de Asia. Da unos racimos de frutos (uvas) cuyas tonalidades van del verde al negro.

Desde que los seres humanos pisaron las uvas por vez primera para hacer vino, esta bebida alcohólica se ha utilizado en ceremonias religiosas y festividades de numerosas culturas de todo el mundo.

La evidencia arqueológica más antigua de producción de vino data de hace unos 8.500 años y se ha encontrado en yacimientos de Georgia, Irán y, más recientemente, de Macedona (Grecia).

El dios griego Dionisio y el dios romano Baco representaban al vino, que se utilizaba en sus ritos y ceremonias paganas, al igual que en los del cristianismo y el judaismo y en los de otras culturas y pueblos como los antiguos egipcios.

La uva es reconocidamente versátil, pues se utiliza para fabricar vino y grappa (licor italiano de uva), se consume como fruta, cruda o seca, y se emplea también en la preparación de productos que van desde las mermeladas y el aceite de pepita de uva (que es inodoro y no produce sensación grasienta) al jarabe (arrope) utilizado en la cocina de la antigua Roma.

Este sirope de pura uva, oscuro y delicioso, lo cita san Isidoro con el nombre de defrutum o mosto cocinado (vino hervido y reducido), lo describen Varrón, Plinio y Columela en el siglo i dC. y aún lo preparan hoy en día los fabricantes de vino de Jerez.

Principales nutritivas y curativas

Las uvas como fruta, y en especial como vino, forman parte de la saludable dieta mediterránea y pueden explicar la «paradoja francesa» de cómo es posible que los franceses gocen de una buena salud cardiovascular a pesar de seguir una dieta rica en grasas. Las uvas son una buena fuente de vitaminas B6, B, y C y contienen algo de manganeso, potasio y flavonoides antioxidantes.

En sus diversas formas son muy antioxidantes, anticarcinógenas y celosas guardianas de la salud cardiovascular.

Aparte de los beneficios generales del alcohol tomado con moderación -el aumento del flujo sanguíneo y una disminución de la coagulación que previene la trombosis-, las investigaciones han demostrado que el vino tinto en particular puede también ofrecer protección contra la apoplejía, ayuda a bajar el colesterol, previene el cáncer de páncreas e incluso aleja a posibles agentes envenenadores de los alimentos como el E. colli, la salmonela y la lísteria.

La piel de las uvas y el extracto de semilla contienen unos componentes especiales, o polifenoles, extremadamente protectores y beneficiosos para la salud. Entre otros beneficios tienen el potencial de disminuir el riesgo de padecer enfermedad de Alzheimer.

Otros nutrientes cardioprotector del vino tinto son las pocianldinas y las saponinas, que ayudan a reducir la presión sanguínea y protegen contra el endurecimiento de las arterias. Y las últimas investigaciones sugieren que los resveratroles de las uvas favorecen la longevidad.

Remedios naturales con las uvas

Remedio con uvas para fortificar la vista y curar los dolores de los ojos: Rrefregar tres o cuatro veces por día las cejas, con la mezcla siguiente: una cucharada de un buen alcohol de uva, cuatro cucharadas de vinagre de uva (vino) y una cucharada de agua de fuente. Hay que tener cuidado de no tocar los ojos con el líquido.

Remedio con uvas para retirar los vellos (depilatorio casero): Cortar de la vid un sarmiento, se pone la rama verde sobre el fuego; el jugo que sale por efectos del calor, de la cortadura de la rama, aplicado sobre las partes cabelludas, aniquila el crecimiento del pelo. Es necesario aplicar el jugo lo más caliente posible.

Remedio con uvas para  curar los pulmones, tos, etc.: Hervir cien gramos de corintos en trescientos gramos de agua y se toman durante el día. Es eficaz en tos y esputos con sangre

Remedios con uvas para los cálculos de la vesícula Consumir cien gramos bien lavados en ayunas. Hay que seguir el tratamiento con constancia.

Remedios con uvas para combatir la fatiga o consancio:  Consumir 1/2 taza de vino blanco con 1/2 de agua al día.

Precauciones y recomendaciones

No deben tomar vino las personas que padecen enfermedades del hígado, ríñones y las que padecen de eczemas, reumatismo y gota. En cambio deben beber vino a gusto los diabéticos, a quienes hace muy bien sobre todo si se alimentan con grasas, carne, etc., y tienen la boca, debido a los alimentos, pastosa y algo seca.

En las convalecencias de enfermedades largas es muy indicado beber dos o tres cucharadas de vino tinto, y algo más, durante el día, si el organismo está acostumbrado a esta bebida.

Se puede usar el vino, por falta de otros remedios a mano, como un desinfectante para lavar heridas, para buches y gárgaras en las enfermedades de la boca y garganta.

remedios caseros

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión