Tai chi: La curación a través del movimiento

taichi la curación a  través del movimientoLa palabra tai chí significa culminación suprema y es una técnica curativa practicada desde hace  siglos en China, Japón y Corea. 

Éste se basa en ejercicios físicos con movimientos circulares, cuya finalidad es alcanzar la relajación y la armonía deí cuerpo.

La mente se concentra únicamente en el movimiento, el cual debe ser de extrema suavidad.

El tai chi y su beneficio a la salud

Por sus beneficios en el ser humano, ha sido transmitido a otras culturas con gran éxito, comprobándose que es una herramienta muy eficaz para la salud, pues está regido por principios basados en la relajación, movimiento, armonía, continuidad, coordinación y respiración.

Para la práctica de este arte no se necesita una resistencia física especial, pero sí paciencia y tesón. Y es que más allá de unos simples ejercicios físicos, el tai chi logra mantener un control sobre la salud mental y espiritual, ya que actúa directamente sobre el sistema nervioso y también sobre los músculos.

Relajación natural

El estrés es el causante de numerosas patologías, y su señal más visible es la contractura muscular, que se manifiesta con dolores de cuello y espalda. Estas dolencias, que muchas veces no pueden ser tratadas farmacológicamente o con fisioterapia, desaparecen a partir del mejoramiento de la postura y la relajación, que es un principio básico del tai chi.

En el tratamiento de las personas disminuidas en el plano motor, su práctica despierta una sensibilidad que contribuye a integrar la parte corporal disminuida. Con el tai chi, se despierta la conciencia del cuerpo y facilita la exploración corporal, beneficiando así la movilidad articular, la flexibilidad, la resistencia muscular, la coordinación y el equilibrio.

Además, con estos ejercicios se trabaja la elasticidad y el fortalecimiento de las articulaciones, previniendo el anquilosamiento y degeneración de las mismas, que es el causante de enfermedades como el reuma, la artrosis y hasta la artritis.

Se afirma que el tai chi puede ser practicado por las mujeres embarazadas, ya que les puede ayudar en la relajación y concentración, tan necesarias para el momento del parto. También es notable que alivia afecciones como la jaqueca, hipertensión, molestias menstruales y problemas cardiovasculares.

Su práctica produce un masaje reflejo sobre los órganos digestivos, y aumenta la capacidad pulmonar. Los movimientos circulares realizados activan la circulación de la sangre, y regulan la tensión arterial. La práctica regular del tai chi, brinda otros beneficios importantes para el principal órgano: el corazón, puesto que se aumenta la capacidad cardiovascular, al incrementarse la cantidad de oxígeno.

Principios básicos

■ Mente y concentración. El tai chi nunca debe practicarse de manera automática. La actividad pasa de una a otra parte del cuerpo, sin que ninguna zona realice un esfuerzo excesivo, y la mente está completamente activa.

■ Suavidad y ligereza. Los movimientos deben ser suaves, continuos, ligeros y fluidos. A su vez, el cuerpo debe estar firme, estable y permanecer fuerte.

■ Circular. Los movimientos son circulares, formando arcos y espirales. Según los maestros del tai chi, moverse en círculos contribuye a conservar la energía, crea seguridad y relaja los nervios.

■ Fuerza y movimiento. Durante el proceso de ejercicio, los músculos nunca llegan a tensarse al máximo. La fuerza nunca se añade a la práctica, se aplica tanta como sea necesaria para realizar cada uno de los pasos.

■ Equilibrio. El equilibrio es un elemento esencial en la práctica del tai chi. A través del control de cada movimiento, los músculos y las articulaciones se refuerzan. Un equilibrio corporal produce de manera natural una postu ra correcta y aligera los movimientos. El equilibrio físico también con tribuye a la estabilidad mental y emocional.

■ Fluidez. El tai chi es continuo y fluido. La calma y la ligereza se manifiestan en esa fluidez. La resistencia va aumentando a medida que se desarrolla la capacidad de mantener esa continuidad.

■ Lentitud. Se trata de un ejercicio lento. La respiración debe ser natural. La lentitud ayuda a desarrollar la paciencia y la fuerza.

■ Diversidad. Las energías dispersas en el cuerpo provocan las enfermedades, cuando las mismas circulan de una manera desordenada y caótica. El tai chi ayuda a sentir, a unificar y a guiar esas energías.

Los 24 ejercicios del tai chí

La técnica china taichí se puede llevar a cabo a partir de una tabla de 24 ejercicios:
1. Posición de partida,
2. Acariciar y separar las crines del caballo.
3. La cigüeña despliega sus alas.
4. Acariciar la rodilla.
5. Tocando la bibá (instrumento de cuerda chino).
B: El mono retrocede por las ramas.
7. Acariciar la cola de un gran pájaro a la izquierda.
8. Acariciar la cola de un gran pájaro a la derecha.
9. El látigo se mueve,
10. Las manos se mueven como nubes.
11. Descubrir el caballo.
12. Estirar la pierna derecha.
13. Los puños como montañas se elevan.
14. Gira hacia la izquierda y extensión de la pierna.
15. Independencia izquierda.
16. Independencia derecha.
17. Abrir la ventana para mirar la Luna a la derecha.
18. Abrir la ventana para mirar la Luna a la izquierda.
19. La aguja está en elfondo delmar.
20. Energía que fluye de los brazos.
21. Coger el martillo.
22. Parece que cerramos pero sin cerrar,
23. Las manos en cruz.
24. Tocar el mundo y saludo final.

Conoce también

loading...

Un comentario para “Tai chi: La curación a través del movimiento”

  • Elizabeth Mesa says:

    Gracias por este material tan importante, deseaba encontrar algo asi,me gustaria tener una muestra de los ejercicios.gracias y éxitos.

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión