Remedios para los quistes ováricos

remedios quistesUn quiste es un tumor aislado en forma de saco que contiene un líquido acuoso. Los quistes se encuentran con cierta frecuencia en la trompa uterina, y menos a menudo en la parte inferior de los genitales.

Una protuberancia no extirpada en el óvulo puede convertirse en un quiste folicular del tamaño de un guisante, y hasta de una manzana.

Los dolores en la zona genital pueden debérsela muchas causas, entre otras la existencia de un quiste. Sólo el médico puede determinar la causa y detectar el quiste. En cuanto sienta los primeros dolores, debe mantener caliente la región abdominal y consultar a un médico.

A continución algunos remedios herbales y naturales que se pueden utilizar, complementariamente junto con la medicina tradicional con el fin de combtir los quistes.

Remedios caseros para los quistes ováricos

Remedio para los quistes ováricos #1: Cataplasma de equiseto menor Sobre una olla de agua hirviendo se coloca un colador en el que se han echado dos puñados de equiseto menor. Se mantiene el colador fuera del contacto con el agua, y se deja que el vapor que asciende caliente las hierbas. Seguidamente se vierte el contenido del colador en un paño limpio y se aplica a modo de cataplasma sobre la zona donde se haya formado el quiste.

Se aplica tres veces al día una cataplasma de vapor de equiseto menor. Para ello se pueden utilizar las mismas hierbas recalentadas.

La primera cataplasma se aplica por la mañana, después del desayuno: la paciente debe permanecer tumbada en la cama, y dejar que actúe durante unas dos horas. Por la tarde se renueva la cataplasma: de nuevo la paciente debe permanecer tumbada en la cama y dejar que actúe durante otras dos horas. La tercera cataplasma de vapor de equiseto menor se coloca por la noche, antes de ir a dormir, y se deja actuar durante toda la noche. Es muy importante que sobre el aposito se fije otro paño que conserve el calor, y que el paciente esté bien caliente para que no se pierda inútilmente el efecto curativo del vapor.

Remedio para los quistes ováricos #2: Cataplasma de amargo sueco menor Al mediodía, entre la primera y la segunda cataplasma de vapor de equiseto menor, se aplica una cataplasma de amargo sueco menor. La zona donde se ha de aplicar se unta antes con manteca de cerdo o con ungüento de maravilla, para que el alcohol del amargo sueco menor no disuelva la grasa de la piel. Se humedece una torunda de algodón o de celulosa lo suficientemente grande con amargo sueco menor y se aplica sobre la zona afectada. Como protector térmico se coloca encima una torunda de algodón seco o un paño caliente, se cubre el aposito con un plástico para proteger la ropa y se envuelve todo con un paño limpio.

Con la cataplasma de amargo sueco menor el paciente puede moverse por la casa; no es necesario que permanezca en la cama. Pasadas cuatro horas, se quita la cataplasma y se espolvorea la piel para evitar posibles pruritos.

Remedio para los quistes ováricos #3: Equiseto menor Junto con las cataplasmas se toma una taza de infusión de equiseto menor por la mañana en ayunas y otra media hora antes de la cena.

La infusión se prepara añadiendo agua hirviendo a una taza que contenga una cucharadita colmada de equiseto. Se deja reposar medio minuto, se cuela y se bebe.

Infusión mixta Junto a las cataplasmas ya descritas y la infusión de equiseto menor, se beben a lo largo del día de un litro y medio a dos litros de infusión mixta de las siguientes plantas: 100 gr de ortiga menor, 300 gr de maravilla y 100 gr de milenrama, bien mezcladas. Se echa una cucharadita de esta mezcla en una taza, se añade agua hirviendo, se deja reposar medio minuto, se cuela y se bebe.

Si dispone de aleluya fresca, exprímala y mezcle entre 3 y 5 gotas de este zumo con la infusión, que debe tomar unas seis veces al día.

Remedio para los quistes ováricos #4: Ungüento de maravilla El ungüento de maravilla con el que se unta la piel se elabora de la siguiente manera:

Se calientan en una sartén 250 gr de manteca de cerdo pura y se añaden dos puñados colmados de hojas, flores y tallos de maravilla. Se deja hervir todo, se remueve bien, se retira la sartén del fuego y se deja enfriar durante la noche bien tapado. Al día siguiente se vuelve a calentar ligeramente la sartén, se pasa el contenido por un paño limpio, se exprimen las hojas, las flores y los tallos y se vierte el ungüento resultante en botes de cristal herméticos.

Conoce más remedios para los quístes ováricos

Conoce también

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión