Remedios para escaras, úlceras de decúbito o de presión

remedios escarasLas escaras o úlceras de decúbito es el resultado de una inflamación y lesión causada por la irritación de la piel y la obstrucción del flujo sanguíneo.

Este trastorno se presenta cuando la piel roza contra la cama, una silla, una escayola u otro objeto duro durante un período prolongado de tiempo.

Las escaras varían desde una inflamación leve hasta heridas profundas que afectan al músculo y el hueso. Las infecciones pueden ser una grave complicación de este trastorno.

Las úlceras de decúbito o escaras también se denominan úlceras de presión. Suelen iniciarse con un enrojecimiento brillante de la piel que produce picor y dolor; después aparecen rápidamente ampollas, y la situación evoluciona hasta úlceras abiertas.

Cuando se produce la rotura de la piel, existe una elevada posibilidad de que la úlcera se infecte, y aparezcan nuevos problemas médicos. Las úlceras de decúbito se desarrollan con mayor frecuencia sobre las prominencias óseas de los tobillos, los huesos de la cadera, la parte baja de la espalda, los hombros, la columna vertebral, las nalgas y los talones de los pies.

Las escaras ocurren con mayor frecuencia en personas que deben emplear sillas de ruedas o que están confinadas en una cama. Se clasifican médicamente en estadios:

• Estadio I: piel enrojecida, sin que exista solución de continuidad.
• Estadio II: enrojecimiento, tumefacción y aparición de ampollas; puede haber descamación de la capa externa de la piel.
• Estadio III: aparece una herida superficial en la piel.
• Estadio IV: la úlcera profundiza y se extiende a través de las capas de la piel, el tejido graso y el tejido muscular.
• Estadio V: hay destrucción del tejido muscular.
• Estadio VI: el hueso subyacente queda expuesto y hay peligro de lesión grave e infección.

Causas y síntomas

Las escaras o úlceras de decúbito suelen aparecer cuando los vasos sanguíneos más superficiales son presionados contra la piel y quedan obstruidos, limitando el flujo de sangre. Si el aporte de sangre de una zona de la piel se interrumpe durante más de una hora, el tejido muere debido a la falta de oxígeno y nutrientes. Habitualmente, la capa de grasa por debajo de las áreas óseas de la piel mantiene los vasos sanguíneos y evita la compresión de esta forma.

Además, las personas tienen una tendencia natural a cambiar de posición frecuentemente cuando están sentadas o estiradas, así que el aporte sanguíneo no suele interrumpirse en una zona de piel durante mucho tiempo. Las úlceras de decúbito ocurren con mayor frecuencia en personas que han perdido la capa grasa protectora o cuya tendencia a moverse está disminuida.

La fricción o el rozamiento de los zapatos mal ajustados o de la ropa o las arrugas produce una úlcera. La constante exposición a la humedad de la orina, las heces o la transpiración también pueden hacer que la piel se deteriore. En estos casos, existe un riesgo aumentado de infección de la piel, aparte de las úlceras.

Los factores de riesgo de úlceras de decúbito son los siguientes:

• Edad superior a 60 años.
• Enfermedad cardíaca.
Diabetes.
• Disminución de la sensibilidad táctil.
• Incontinencia urinaria.
• Malnutrición.
• Obesidad.
• Parálisis o inmovilidad.
Mala circulación.
• Reposo en cama prolongado.
• Lesión de la médula espinal.
• Anemia.
• Atrofia por desuso.

La exploración física de la piel, la historia clínica y la observación por parte del paciente y el cuidador son la base del diagnóstico. Cualquier signo de enrojecimiento de la piel debe ser controlado atentamente.

 

Remedios herbales y naturales

Remedio para las escaras #1: El contraste de la aplicación local de frío y calor puede aumentar la circulación a las áreas problemáticas y ayuda a eliminar los productos de desecho, acelerando el proceso de curación. Las compresas calientes deben aplicarse durante tres minutos, seguidos de 30 segundos de aplicación de compresas frías, el ciclo se repite tres veces. Este ciclo debe acabar siempre con la compresa fría.

Remedio para las escaras #2 Se puede hacer un emplasto con partes iguales de Ulmus rubra u olmo resbaladizo en polvo, raíz de malvavisco (Althaea officinalis) y equinácea (Echinacea). Las plantas deben mezclarse con una pequeña cantidad de agua caliente y aplicarse sobre la piel tres o cuatro veces al día para aliviar la inflamación. Los emplastos sobre la piel erosionada o las áreas infectadas nunca deben volver a utilizarse.

Remedio para las escaras #3 Un emplasto para luchar contra la infección puede hacerse diluyendo dos gotas de aceite esencial de árbol del té {Melakuca) en 250 mi de agua. Se usa para limpiar la herida cuando se cambian los vendajes.

Remedio para las escaras #4 Una infusión de caléndula {Caléndula officinalis) sirve para los baños antisépticos y como agente para curar las heridas. También se puede aplicar crema de caléndula en la zona afectada.

Remedio para las escaras #5 Se aplica un emplasto con sello de oro (Hydrastts canadensis) y agua o un ungüento de sello de oro sobre las zonas de inflamación varias veces al día para favorecer la curación de la piel y evitar la infección.

 

Recomendaciones

La intervención médica inmediata puede imped» la formación de úlceras de presión, su evolución y su infección. Las personas cuyo movimiento o sentido del tacto está limitado por discapacidad y enfermedad deben ser controladas para garantizar que la piel se mantiene limpia, seca y sana.

Un paciente encamado debe cambiarse de posición al menos una vez cada dos horas mientras esté despierto. Una persona que va en una silla de ruedas debe recordar que debe cambiar la posición del cuerpo a menudo o que le deben ayudar a ello al menos una vez cada hora.

Para evitar lesiones, es importante levantar y no arrastrar a una persona para recolocarla. Los usuarios de sillas de ruedas deben sentarse lo más rectos posible y colocar almohadas detrás de la cabeza y entre las piernas si es necesario. Los cojines de asiento en forma de rosquilla no deben utilizarse, porque pueden limitar el flujo de sangre.

Una ligera fricción puede eliminar la capa superficial de la piel y dañar los vasos sanguíneos situados cerca de ella. Se pueden utilizar almohadas o cuñas de espuma para evitar que los tobillos rocen entre sí y se irriten mutuamente; las almohadas colocadas en las piernas evitan el roce de las rodillas con la cama.

Para minimizar las úlceras por presión, hay que colocar almohadillados adecuados en las camas, las sillas y las sillas de ruedas. Las personas que han de estar en la cama pueden protegerse utilizando paños de rizo, cojines especiales o colchones de aire o agua. Además, un estudio reciente indica que el empleo tópico de ácidos grasos esenciales puede mantener la piel sana.

 

Conozca también

Remedios naturales para la circulación

Remedios caseros para la retención de líquidos

Remedios para la flebitis

Remedios preventivos para el síndrome de la clase turista (trombosis venosa profunda)

El kéfir: Un remedio natural para muchas dolencias

 

 

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión