Cómo bajar la fiebre rápidamente

remedios para bajar la fiebreLa fiebre es un aumento de la temperatura corporal por encima de 37,8 °C.

La fiebre se debe principalmente a infecciones víricas o bacterianas, como neumonía o gripe.

Sin embargo, otros cuadros pueden inducir la presencia de fiebre:

• Reacciones alérgicas.
• Enfermedades autoinmunes.
• Traumatismos, como la rotura de un hueso.
• Cáncer.
• Exposición excesiva al sol.
• Ejercicio intenso.
• Desequilibrios hormonales.
• Determinados fármacos.
• Lesión del hipotálamo.

Cuando tiene lugar una infección, los agentes que inducen la fiebre (denominados pirógenos) se liberan, tanto por parte del sistema inmunitario del cuerpo como de las propias células invasoras. Estos pirógenos desencadenan la recolocación del termostato.

En otras circunstancias, puede ocurrir una liberación incontrolada de pirógenos, cuando el sistema inmunitario reacciona excesivamente debido a una reacción alérgica o está lesionado por una enfermedad autoinmune. Un accidente vascular cerebral o un tumor pueden lesionar el hipotálamo produciendo un mal funcionamiento del termostato corporal.

La exposición excesiva al sol o un ejercicio intenso con una temperatura exterior elevada pueden dar lugar a un golpe de calor, un cuadro en el que fracasan los mecanismos de enfriamiento del cuerpo.

La duración de la fiebre y su intensidad pueden depender de diversos factores, entre ellos se cuentan la edad del paciente y la salud general. Algunos signos causados por infecciones son agudos, aparecen bruscamente y desaparecen cuando el sistema inmunitario elimina el agente infeccioso.

Una fiebre infecciosa también puede subir y bajar el mismo día, alcanzando su máximo al final de la tarde o al principio de la noche. Una febrícula que dura varias semanas sin remitir se suele asociar a enfermedades autoinmunes, como el lupus y algunos cánceres, especialmente leucemia y linfoma.

La fiebre suele diagnosticarse empleando un termómetro. Existen diversos tipos de termómetros, los tradicionales orales y rectales, de vidrio y mercurio, y otros electrónicos más sofisticados, que se pueden insertar en los oídos. En los adultos y los niños mayores, las lecturas de la temperatura suelen hacerse oralmente; a los niños más pequeños que no quieren o no pueden mantener el termómetro en la boca, se les puede colocar bajo el brazo. En los lactantes, se suele tomar la temperatura rectal, utilizando un termómetro especial.

Tan importante como registrar la temperatura del paciente es determinar la causa subyacente de la fiebre. El médico puede establecer el diagnóstico buscando los síntomas acompañantes y revisando la historia clínica del paciente, la existencia de viajes recientes, lo que ha comido y cualquier enfermedad a la que haya estado expuesto. Algunos análisis de sangre pueden dar claves adicionales.

La presencia de anticuerpos en la sangre apunta a la existencia de un agente infeccioso, que se puede verificar por el crecimiento del microorganismo en un cultivo. Los análisis de sangre también pueden ofrecer al médico información sobre el número de glóbulos blancos. La ecografía, la resonancia magnética o la tomografía computarizada están indicadas en casos excepcionales si el médico es incapaz de determinar la causa de la fiebre.

 

Cómo bajar la fiebre de forma rápida

Los fitoterapeutas occidentales utilizan preparaciones que contienen plantas como raíz de Bupkurum o eupatoria para reducir la fiebre.

La medicina china ofrece diversas plantas y fórmulas para la fiebre. Están compuestas por diferentes tipos de plantas y sirven para varios tipos de fiebres, también llamadas síndromes calientes. Por ejemplo, un síndrome de exceso de calor se caracteriza por fiebre elevada, sed intensa y mucha sudoración.

El síndrome por deficiencia de calor se caracteriza por febrícula, con fiebre por la tarde o sudoración nocturna. Para el exceso de calor las plantas que se utilizan son las que tienen naturaleza fría. Para la febrícula crónica se utilizan plantas que tonifican el yin (el aspecto frío), al igual que plantas que incrementan el calor.

Existen algunas plantas como la raíz de Bupleurum, que se utilizan en las fiebres intermitentes o en trastornos que alternan fiebre y escalofríos. La alternancia de fiebre y escalofríos ocurre en el paludismo, cuadros relacionados con el sida,

Algunos creen que la fiebre desaparece mediante la sudoración. A menudo recomiendan a los pacientes tomar baños calientes para inducir la sudoración. Esto ayuda a aumentar o desencadenar la fiebre, que se cree que ayuda al organismo a deshacerse de las infecciones.

Las personas pueden reducir los síntomas de la fiebre inhalando aceites esenciales de alcanfor, eucalipto, limón e hisopo. Estos aceites pueden mezclarse con una loción corporal perfumada o un aceite vegetal para masaje de aromaterapia.

remedios caseros

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión