Reiki: El poder curativo de las manos

Reiki: El poder curativo de las manosEl reiki es una técnica japonesa de canalización de energía vital a través de las manos para lograr la sanación de distintas enfermedades.  Es decir, tiene un concepto muy similar al de la acupuntura, pero sustituyendo las agujas por las manos y añadiendo más carga mística.

De hecho,el japonés Mikao Usui alumbró la terapia en el siglo, XIX inspirándose en los métodos sanadores de Jesús o Buda.

Por eso el reiki incluye hasta preceptos de vida: “Sólo por hoy, no te preocupes, no te enfades, sé amable con todos, sé agradecido y trabaja con honradez”. Cultivar el corazón acerca al satori (estado máximo de calma interior) y garantiza la salud.

En la actualidad es muy empleado en Estados Unidos y Reino Unido para aliviar el malestar de los enfermos hospitalizado y, actúa como complemento, y es compatible con el tratamiento médico.

¿Cómo se realiza una sesión de reiki?

El paciente se acuesta en una camilla, mientras que el terapeuta posa sus manos para transmir energía al paciente en siete zonas de su cuerpo: cráneo, sienes, entrecejo (el tercer ojo), garganta, esternón, estómago y vientre; los puntos clave en la medicina tradicional china, llamados chrakras, que se encargan de distribuir la energía por el organismo.

El paciente percibe la energía del reiki en forma de calor y a través de un contacto físico muy tenue, pero cuya sensación persiste incluso cuando el terapeuta aparta las manos de la piel.

Durante la sesión, que dura generalmente 1 hora, es habitual que el paciente se quede dormido o entre en una profunda relajación. Tras el tratamiento, se recomienda beber mucha agua y estar muy atento a los cambios que sucedan en el cuerpo.  Finalizada la sesión la energía se habrá reequilibrado.

El reiki se puede utilizar para multitud de dolencias físicas como catarros, alergias, dolores de cabeza o de espalda, estrés, problemas de la vista y del oído, trastornos digestivos, problemas de corazón, del hígado, deslntoxicaclón de drogas  y también alteraciones emocionales como el estrés, ansiedad, depresión, etc.

Igualmente, el reiki se puede usar de forma preventiva, ya que la persona está recibiendo energía vital, para que todos sus procesos tengan un buen funcionamiento y se lleven a cabo de forma óptima. 

Por esa razón, es lógico suponer que el reiki ayuda a esas personas que requieren fortalecer su sistema inmunología para evitar que se enferme con frecuencia.  Sin embargo, también se puede aplicar en  los casos de las personas que deben enfrentar un tratamiento oncológico, puesto que fortalece el cuerpo  y armoniza el espíritu.

Cambiar el estilo de vida

Para que los efectos del reiki sean duradero, es necesario que la persona cambie su estilo de vida si éste ha sido inadecuado en el pasado (falta de sueño, estrés, exceso de comida con grasa, falta de contacto con la naturaleza, etc.); sólo así el ser humano podrá recargar de forma natural su energía vital.

La única contraindicación de la terapia es otorgarle un poder que no tiene, hasta el punto de abandonar o retrasar un tratamiento médico.

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión