Masajes con piedras termales y sus usos curativos

Masajes con piedras termales y sus usos curativosLos masajes con piedras termales están cada vez más difundidos en la cultura moderna y se han convertido en una herramienta necesaria tanto para la clínicas antidolor como para los SPAS y centros de belleza.

Sus beneficiosos efectos se dejan sentir desde la primera sesión y suelen ser mucho más efectivos de lo que el iniciado espera obtener de un masaje tradicional.

Las terapias de frío y calor forman parte de la medicina alternativa desde hace varios siglos, los indios navajos utilizaban la imposición de piedras calientes para paliar dolores musculares y cólicos menstruales.

En Asia ese mismo tratamiento se adecuó a la existencia de los chakras o puntos de energía y las piedras fueron colocadas en los siete puntos estratégicos que marca la filosofía oriental, obteniendo resultados más profundos y conscientes.

En el caso oriental la imposición de calor no sólo se efectuó con piedras, aquellos que dominaban la técnica del Reiki no necesitaban otro accesorio externo que sus propias manos para devolver al flujo vital obstruido el ritmo energético que le aporta bienestar.

En occidente las termoterapias, o terapias basadas en el calor, utilizaron primero semilíquidos calientes, como el fango y arcillas, pero con el paso de los años y con los nuevos descubrimientos científicos las piedras se erigieron como las conductoras más adecuadas.

Aunque la medicina sigue haciendo uso de gases, líquidos y sólidos, han sido los tratamientos de piedras termales los que mejor acogida han tenido entre el público por su sencillez y efectividad; sus efectos se hacen sentir de inmediato.

Masajes con piedras termales

Tratamiento integral en el que se trabaja tanto sobre puntos concretos que muestran inflamación y dolor como sobre la parte espiritual energética que fluye por los principales meridianos del cuerpo.

La energía que recorre nuestro cuerpo tiene su origen en los chakras, siete puntos principales que corresponden a las glándulas endocrinas básicas. Cuando se producen alteraciones en la paz física o mental estos puntos ven alterado su ritmo natural y fluven en sentido inverso.

Beneficios de los masajes con piedras termales

Entre sus principales beneficios para el organismo están:

• Reactiva el sistema circulatorio y vascular
• Combate el insomnio y las cefaleas
• Restaura el equilibrio interior
• Elimina toxinas
• Relajante muscular
• Antiestrés

El uso de piedras calientes modifica la termorregulación del cueipo por lo que hay vasodilatación y una reacción vasomotora que afecta al organismo produciendo una mayor fluidez sanguínea que evita las coagulaciones y que actúa a la vez como analgésico y antiinflamatorio. Cuando se acelera la circulación sanguínea se produce una mayor oxigenación y la eliminación de toxinas.

Las piedras frías tienen un efecto contrario, vasoconstrictor, por lo que devuelven la temperatura estándar al cuerpo, estimulan la presión arterial, facilitan la actividad muscular y son energizantes.

El estrés, las preocupaciones o una dieta mal balanceada interfieren en el flujo energético y alteran el metabolismo. Mediante la presión y el uso de piedras calientes y frías este equilibrio es recuperado por lo que en el momento en que desaparece el dolor y malestar físico también se alejan las tensiones mentales.

Debido a que se trata de un masaje vasodilatador hay ciertas excepciones a la hora de aplicarlo no siendo recomendable para embarazadas y personas con enfermedades del corazón o ciertas afecciones del sistema circulatorio así como en casos de problemas cutáneos.

Conociendo las piedras

En una sesión de piedras termales se pueden llegar a utilizar hasta 70 piedras diferentes con el único objetivo de encontrar el balance interno perfecto.

Las piedras de diferentes tamaños y composición tienen una única cosa en común; son piedras pulidas y planas, una fisonomía adecuada a las partes del cuerpo para las que están destinadas. Las más pequeñas se utilizan en pies, las alargadas son para cuello y omoplatos y las más grandes ejercen presión y fuerza sobre la espalda, hombros y coxis.

Las piedras calientes tienen un origen volcánico, en su composición mineral predomina el hierro que conserva el calor durante más tiempo y con mayor intensidad, las de mayor demanda son el basalto y la piedra de lava de Hawai. Las piedras se calientan en función de su tamaño y uso. Su temperatura oscila entre los 35° y 57° C pero, contra la creencia popular, no queman.

Muchas terapeutas personalizan sus tratamientos y eligen y pulen sus propias piedras estableciendo vínculos con ellas; haciendo que cada masaje sea diferente.

Diferentes variaciones de masajes con piedras termales

Las piedras calientes y frías se transforman durante el masaje en extensiones de las manos del terapeuta, las formas redondeadas actúan como dedos de piedra caliente sobre los puntos a tratar. Las reglas básicas de la acupuntura y la digitopuntura marcan las zonas claves sobre las que se debe actuar para abrir los chakras obstruidos y devolver al cuerpo el flujo armónico que necesita.

El masaje con piedras es integral, de pies a cabeza, pero existen varias opciones:

Tras recibir un masaje inicial en el que el cuerpo es tratado con aceites esenciales el especialista elige las piedras, por grosor y calor, y las coloca sobre los puntos estratégicos a tratar, o los meridianos energéticos, entre 15 y 20 minutos.

El masajista usa las piedras para dar el masaje y presionar sobre los puntos en tensión o los canales de energía bloqueados. Previamente se ha utilizado un aceite esencial caliente sobre la piel por lo que las piedras, con la ligera presión de la palma de la mano, son movidas por todo el cuerpo. Se sustituyen por otras cuando pierden el calor.

En este masaje la libertad creativa y la intuición del terapeuta hacen la diferencia. Los seguidores de la tradición clásica suelen combinar el tratamiento de piedras con las técnicas clave de los masajes ayurveda o maya, algunos SPAS lo ofrecen a cuatro manos, mientras que otros dedican un apartado especial a la apertura de chakras a través de la imposición de piedras semipreciosas.

Los masajes duran entre 45 y 90 minutos y pueden combinar varios tipos de tratamientos o incluir en su sesión los principios básicos de la cromoterapia y aromaterapia potenciando los beneficios relajantes de estos.

Conoce también

loading...

Un comentario para “Masajes con piedras termales y sus usos curativos”

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión