Malvavisco para tos, gastritis y más

malvaviscoEl nalvavisco, pertenece a la familia de las Malvaceae, es una planta originaria de lugares húmedos y arenosos de Europa Central y Meridional, Asia Occidental y África del Norte, aunque se ha aclimatado también en América del Norte.

Es una planta herbácea bienal, vivaz, con tallo leñoso de color blanquecino y ligeramente pubescente, redondeado, de 1 m de altura o más, con la raíz gruesa, larga y cónica de color amarillento y pulpa blanquecina y fibrosa, rica en almidón y con un curioso sabor dulzón, debido a la presencia de poli-sacáridos.

Las hojas de malvavisco, que son caducas, pueden alcanzar los 10 cm de longitud por 7 cm de anchura, son vellosas o pubescentes, de color verde blanquecino y dan la impresión de estar empolvadas; son ovaladas y ampliamente lobuadas, con de tres a cinco lóbulos agudos, cordadas por la base, casi sésiles, con margen irregularmente dentado y el nervio muy marcado.

Las flores son grandes, de color blanco o algo rosado, con ca-lícula, aparecen en verano agrupadas en racimos compactos, con pedúnculos cortos, aunque pueden aparecer en solitario. El cáliz tiene cinco sépalos soldados y los cinco pétalos están unidos al androceo por la base.

El fruto del malvavisco es un esquizocarpo en forma de disco, con un máximo de 2 cm de diámetro y 0,5 cm de ancho, formado por 15 a 25 unidades más pequeñas, llamadas meri-carpos; sólo contiene una semilla y posee numerosos carpelos capsulares.

La raíz es rica en mucílagos urónicos, que se desdoblan en ácido galacturónico, rhamnosa, arabinosa, galactosa y glucosa. El contenido en mucílagos es mayor en otoño. Contiene además pectina, betaína, asparragina o alterna, ácido aspártico, lecitina, fitosterol, esencia volátil, ácido amidosuccinámico, minerales ricos en fosfatos y taninos.

 

Propiedades del malvavisco

Se utilizan la raíz y el rizoma. Sus propiedades ya fueron descritas por el griego Teofrasto y el romano Horacio.

Es una planta con acción demulcente, utilizada para suavizar las mucosas, especialmente las del árbol respiratorio, aunque también las del sistema digestivo o urinario.

Es un buen pectoral, recomendado como expectorante en caso de bronquitis, catarro y resfriado común, faringitis, laringitis e incluso en el asma. Es un tratamiento inespecífico de la tos seca e irritativa.

Sobre el aparato digestivo, es calmante en caso de diarrea y dolor cólico, y también se usa en la gastritis o la acidez.

En aplicaciones tópicas, se recomienda en caso de eczema, irritación de la piel, quemaduras, irritaciones o erosiones; entra en la composición de fórmulas cosméticas emolientes y reparadoras de la piel, con una acción hidratante; además, se recomienda en las úlceras de la boca, los abscesos dentarios y la estomatitis.

Se puede aplicar en cataplasmas como emoliente.

En la Antigüedad, el malvavisco era un alimento, especialmente la raíz, mientras que las hojas son buen forraje para el ganado.


Remedios con malvavisco

Remedio con malvavisco para la gastritis: Hervir 50 g de raíz en 1 litro de agua hasta que se reduzca a la mitad.  Tomar a lo largo del día.

¿Sufres de este trastorno? Conoce más remedios para la gastritis que puedes elaborar de forma fácil en casa.

Remedio con malvavisco para la tos:  Mezclar, a partes iguales, raíz de malvavisco y raíz de valeriana, previamente lavadas y picadas y extraer 1 cucharada.   Verter en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tomar  3 veces al día.


Precauciones

No debe administrarse conjuntamente con alcohol, taninos o sales de hierro, ya que disminuye la efectividad de ambas sustancias.

remedios caseros

 

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión