Remedios homeopáticos ¿Cómo usarlos?

homeopatiaLa homeopatía es un sistema de medicina alternativa más empleada en el mundo después de la acupuntura.

Aunque el concepto de esta técnica data de, por lo menos, el siglo X antes de Cristo, la homeopatía moderna está basada en los estudios realizados en el siglo XVIII por el doctor alemán Samuel Hahnemann y luego por James Tyler Kent.

Los preparados homeopáticos se obtienen de vegetales y animales y muchas veces se utilizan minerales. Se basa en tres leyes:

Ley de la similitud. El remedio causa en la persona sana los mismos síntomas que produce la enfermedad que debe tratar. Por ejemplo, la cafeína ayudaría a evitar el insomnio.

Ley de las dosis mínimas. El principio activo se diluye muchas veces para conseguir concentraciones muy pequeñas pero efectivas. El número de disoluciones efectuadas determina la potencia de la disolución en decimales o centesimales hane-manianos (DH).

Ley del medicamento Único. En la homeopatía clásica se emplea un único medicamento, aunque éste puede ser un producto compuesto.


La homeopatía y los síntomas

Para la homeopatía, los síntomas se basan en el medio a través del cual la naturaleza lucha para liberar al organismo de la enfermedad. Cuando es invadido por un agente patógeno, este pone en marcha un mecanismo de defensa que posee.

Este trastorno afecta al organismo, en principio, la intensidad del campo electromagnético del cuerpo humano (que se puede medir con un aparato que se llama dermatrón), ya que activa una determinada frecuencia de vibración que puede cambiar según su estado físico y mental.


La preparación de los remedios

La preparación de los remedios se conoce como dinamización o potenciación y consiste en la dilución de una sustancia (plantas frescas, los extractos y tinturas)  en distintas proporciones y su agitación para lograr transmitir la energía y sus efectos al agua en la que se disuelve.

Por lo general, estos remedios se presentan en gotas y pastillas diminutas e, igualmente, existen fórmulas farmacéuticas como cremas, supositorios y ampollas.


Algumos remedios homeopáticos

Remedios homeopáticos para la insolación y golpe de calor Los síntomas más habituales son: dolor de cabeza, ojos enrojecidos, aumento de la temperatura, piel caliente y seca, somnolencia, aumento de la frecuencia de emisión de orina.

  • Belladonna Cefalea pulsátil, taquicardia.
  • Gelsemium sempervirens Fiebre, delirio, cefalea, vértigo, cefalea pulsátil. Es el medicamento más frecuentemente indicado.

Remedios homeopáticos para las hemorragias

Caléndula officinalis La tintura madre de caléndula, disuelta en agua y aplicada localmente, es un magnífico antihemorrágico.
Ferrum phosphoricum Hemorragias internas. hammamelis Hemorragias pasivas de venas varicosas.

Remedios homeopáticos para las intoxicaciones alimentarias El cuerpo se defiende contra las intoxicaciones alimentarias rechazando el alimento o bebida causante por medio del vómito y la diarrea, por lo que hay que respetar estas eliminaciones y ayudar a reponer los líquidos y electrolitos perdidos. Puede haber náuseas, debilidad, quemazón epigástrica, dolorimiento abdominal, frialdad general, fiebre. arsenicum álbum El remedio más frecuentemente indicado. bryonia Dolor abdominal, vómitos, sed, empeora con el movimiento. carbo vegetabilis Acumulación de gas intestinal, eructos, ventosidades.

Leer más remedios homeopáticos


¿Estos remedios tienen efectos secundarios?

Gracias a lo inofensivos que son, es decir, carentes de agresividad farmacológica, no presentan efectos secundarios ni contraindicaciones, por lo que resultan aptos para todo tipo de pacientes, incluyendo niños, ancianos, embarazadas y mujeres en lactancia.

Cabe destacar que el remedio homeopático se administra en mínimas dosis, por lo que está desprovisto de efectos tóxicos. En algunas ocasiones resulta que los síntomas se acentúan al inicio del tratamiento, si la sensibilidad del paciente es elevada, o cuando la potencia es excesiva. Esto puede suceder en los tratamientos de alergias y asma; sin embargo, eso no significa que deban suspenderse.


Algunas de sus aplicaciones

Existen una gran cantidad de dolencias que la homeopatía puede tratar como asma, reumatismo, dolores de cabeza, cólico menstruales,  cálculos o piedras en el riñón, hipertensión, estreñimiento, trastornos del corazón, úlcera, colitis, migraña etc., pero ayuda especialmente a las personas con problemas de nerviosismo ansiedad, depresión, entre otros.

Existe el mito que la homeopatía es lenta.  Sin embargo, un tratamiento bien prescrito y tomado desde los primeros síntomas, ofrece una rapidez extrema. Claro está que si la afección es muy avanzada o corresponde a un problema crónico, la mejoría tiende a llevarse en un lapso algo más largo.

Es importante recordar que esta es una técnica alternativa y que puede y debe trabajar paralelamente con la medicina tradicional.


Consejos básicos para emplear remedios homeopáticos

■ Guarda los remedios siempre en el recipiente en que los presenta el homeópata en un lugar seco y a salvo de la luz y olores agresivos.

■ No comas, bebas, te laves los dientes ni fumes media hora antes de tomar el remedio.

■ Consulta con tu médico u homeópata si estás tomando otro tipo de medicación.

■ No tomes los remedios con agua, pues éstos ya han sido disueltos.

remedios caseros

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión