Remedios homeopáticos para la enuresis o mojar la cama

enuresisLa ennresis nocturna o micción involuntaria durante el sueño es un problema más frecuente de lo que se cree.

Muchas veces la familia del niño oculta el tema por temor de la opinión ajena.

Sin embargo la mejor ayuda que se le puede brindar a estos niños es hablar francamente del tema y tratar de que comprendan lo que les pasa disminuyendo así su sentimiento de vergüenza frente a otros niños. Existen diferentes tipos de enuresis y que, a continuación, se presenta:

Enuresis primeria

Es aquella en la que el niño jamás ha logrado controlar esfínteres. En general se considera como edad tope los 5 años. Es frecuente que haya otros casos en la misma familia y puede prolongarse hasta la adolescencia. La causa exacta lío es conocida pero hay varios factores que influyen. Habría una lentitud en la maduración neurològica en esta zona, acompañada de vejiga pequeña o muy espasmódica.

Generalmente se observa también sueño muy profundo, son niños a los que cuesta despertar y a veces aparece sonambulismo. El niño puede soñar que está yendo al baño y orina en la cama confiado.

Enuresis secundaria

Es aquella en la que el niño logró dejar los pañales durante un tiempo prolongado de al menos 6 meses y luego por alguna circunstancia emocional vuelve a orinarse de noche. Este tipo de enuresis es la más frecuente y la más fácil de tratar con medicación homeopática. Puede o no acompañarse de apoyo psicoterapéutico según el caso.

Aparece ante el nacimiento de un hermano, algún disgusto, por dominación de alguno de los padres que les inspira temor, por situaciones de susto, enfermedad o perdida de familiares o mascotas y cualquier otro evento que afecte la vida cotidiana del niño.

Etapas del control de esfínteres

Ira Etapa: el niño comienza a avisar que está sucio y pide que lo cambien. O sea que ha registrado la presencia de orina o materia fecal como algo diferente a su cuerpo habitual. Algunos lactantes hacen esto en forma muy temprana. Este es un buen momento para mostrarle el contenido del pañal y ponerle nombre a lo que ve y huele. Por ejemplo: “te hiciste pis, ahora mamá te va a cambiar el pañal”.

2da Etapa: el niño es capaz de percibir el momento en que está orinando o defecando. Esto se manifiesta como una detención en su actividad y un momento de autoconcentración a veces acompañada de gesto de sorpresa. Es importante respetar esta etapa £ y no darse prisa en sentarlo en el orinal o retrete infantil.

Muchas veces lo único que se consigue con la prisa es que el niño se asuste y se niegue rotundamente a ir al baño, aún mucho tiempo después de estar preparado para el control. Este es el momento de reconocer el hecho con palabras: “ahora estás haciendo caca, ¡muy bien!”. Se puede ir comprando un adaptador de inodoro o un orinal y mostrarle el objeto diciéndole para qué sirve dejándolo jugar con él para que se sienta familiarizado.

3ra Etapa: es ahora cuando el niño ha completado su maduración: es capaz de identificar el deseo de orinar o defecar antes de que esto suceda. Este es el momento adecuado de decirle: “cuando tengas ganas de hacer pis o caca, me avisas y te acompaño al baño”. También se le
puede dejar sin pañales -si es posible-y dejar que el niño vaya por su propia cuenta.

Dificultades comunes

Algunos niños se niegan a dejar los pañales en forma obstinada. En estos casos es la consulta pediátri-ca-homeopática la que va a dirimir qué está pasando. Puede haber un temor propio del niño por alguna experiencia negativa asociada. Puede haber exceso de presión o expectativas por parte de los padres. También puede haber un error en la valoración de la etapa en que se encuentra el niño.

Este es un tema eminentemente de puericultura y está en manos del pediatra de cabecera. Se puede acompañar con un remedio homeopático adecuado a las características personales del niño.

En el caso de la enuresis, hay muchos remedios homeopáticos que pueden ayudar. Es preciso hacer una completa historia clínica para comprender cuál de ellos necesita el paciente. En ningún caso se aconseja recurrir a drogas antidiuréticas ni a despertadores eléctricos, ya que además de ser métodos antinaturales y violentos, no aportan nada al verdadero aprendizaje del control de esfínteres ya que en última instancia se logra un reflejo condicionado de corta duración.

Remedios homeopáticos para la enuresis

Cualquier remedio homeopático bien elegido, de acuerdo a la totalidad del caso, puede ser beneficioso en la enuresis. A modo de ejemplo vamos a mencionar las características generales de la personalidad de algunos de los remedios que podrían usarse.

Sulphur: son niños desprolijos, que viven en su mundo, generalmente no prestan atención a nada que no les interese personalmente. Pueden dormir profundamente sin darse cuenta de que están mojados. No parecen sentirse muy afectados por su problema. Suelen ser muy calurosos.

Sepia: pueden ser niños retraídos, con dificultad para expresar lo que sienten, a veces la enuresis comienza con el nacimiento de un hermano ya que pueden ocultar muy bien sus celos y descargan su tensión durante la noche con la enuresis. Generalmente tienden a ser frioleros.

Pulsatilla: estos niños destacan por su extrema docilidad aunque también pueden ser algo caprichosos. Se sonrojan con facilidad. Tienen mucha vergüenza de hacerse pis porque en general son coquetos y cuidadosos de su higiene personal. Su posición preferida para dormir es boca arriba, eos recomendados con las manos hacia la cabeza. Generalmente se destapan.

Natrum Muriaticum: generalmente presentan enuresis a partir de un disgusto reprimido (igual que el remedio STAPHISAGRIA). Son niños rencorosos aunque a veces son tan reservados que no lo demuestran.  En la consulta suelen ser callados y no responden a ninguna pregunta.
Les encanta comer sal en cantidad y odian el pescado. Su gran temor es a los ladrones.

Causticum: son niños muy cautelosos y prudentes. Pueden ser miedosos en general. Además de la enuresis nocturna, pueden presentar incontinencia de orina cuando se ríen, igual que PULSATILLA y SEPIA.

Recomendaciones

En la mayoría de los casos, con un remedio homeopático bien elegido que abarque la totalidad de los síntomas de cada niño, este tipo de enuresis se suele resolver muy rápidamente, a veces en el tiempo asombroso de uno o dos días.

Otro aspecto importante a revisar en las familias de los niños enuréticos es la relación padres/ hijos, ‘detectar si hay exceso de exigencia o presión, o si hay un trato autoritario. El sueño es el momento en que el niño se relaja y, si hubo tensión acumulada y no expresada durante el día, puede aparecer en forma de descontrol de esfínteres durante la noche.

El problema de la enuresis también está relacionado con niños que han sido presionados a dejar los pañales cuando todavía no estaban preparados madurativamente para hacerlo. Veamos a continuación cómodetectar si un niño está o no preparado para dejar los pañales.

hijos con salud

Conoce también

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión