Remedios homeopáticos durante el embarazo

homeopatia embarazoDesde la formalización de sus principios, 1786, la homeopatía ha comprobado en repetidas ocasiones ser de gran \ lor en el campo de la curación.

El padre de la medicina occidental, Hipócrates, entendió y utilizó uno de los principios fundamentales de la homeopatía, la ley de similitud’. La homeopatía se puede confundir con frecuencia con otras disciplinas, como la medicina herbal. Aunque ciertas hierbas y plantas son fuente de remedios, existen diferencias significativas.

El doctor Samuel Hahnemann es reconocido como el creador de la práctica homeopática moderna. Él vivió y trabajó como doctor en medicina en Alemania en el siglo XVIII, pero se preocupó mucho por los tratamientos de esa época, los cuales incluían purgas, uso de sanguijuelas y sangrados, que, con frecuencia, conducían a la muerte o a discapacidades permanentes. Su desilusión lo llevó a traducir trabajos médicos del inglés al alemán para ganarse la vida.

Uno de los temas referentes a la corteza peruana para el tratamiento de la malaria lo llevó a experimentar con esta sustancia. Al consumirla, adquirió los síntomas típicos de la malaria (fiebre, transpiración y dolores de cabeza), pese a que este era el remedio utilizado para tratar esta enfermedad. Repitió el experimento nuevamente y con colegas, familiares y amigos, y obtuvo resultados semejantes. Además, pronto descubrió que otra sustancia vegetal utilizada medicinalmen-te causaba el mismo tipo de reacción.

Después de diez años de meticulosa experimentación y documentación de sus hallazgos, formuló la ley de similitud. Una sustancia que alivia una serie de síntomas en una persona enferma provocará los mismos síntomas en una persona sana.

Por extraordinario que parezca, el principio no es desconocido en la medicina ortodoxa, como es el caso de la planta medicinal digitalis, utilizada para regular las arritmias cardiacas.

Los pacientes con esta terapia deben tener un control de pruebas de sangre periódicas, ya que los niveles elevados los pueden poner en riesgo de sufrir anormalidades de los latidos del corazón. En otras palabras, el agente curativo puede convertirse en agente tóxico.

Hahnemann introdujo el nombre homeopath, derivado de dos palabras griegas: homoios, que significa “similar”, y pathos, que significa “sufrimiento”.

También se dio cuenta de que aún eran posibles las sobredosis y desa-olló la idea de potencializar remedios, diluyendo la sustancia macerada original (machacado y dejado en remojo en una sustancia de base como el alcohol) y agitándola vigorosamente después.

Este proceso transfiere la energía curativa de la sustancia a la base transportadora, a la vez que excluye los efectos colaterales que las dosis de la sustancia podrían causar. Aunque para muchas personas es difícil entender las dosis infinitesimales que utiliza la homeopatía, su eficacia ha sido comprobada en estudios científicos en Inglaterra y Europa.

Tal eficacia no se le debe atribuir sólo a un posible efecto placebo, como ha sido demostrado por la regularidad con la cual tanto animales como bebés responden positivamente a este tipo de tratamientos. Uno de los numerosos mitos alrededor de la homeopatía es que sólo puede ser utilizada para males menores como resfriados.

Un remedio seleccionado correctamente puede aliviar en el término de pocas horas los síntomas agudos de enfermedades como la amigdalitis, la otitis media, la conjuntivitis, infecciones de la vejiga (cistitis) y la tensión premenstrual. Enfermedades crónicas, como el reumatismo y el enfisema, pueden tomar un tiempo más largo en responder, debido a su prolongada presencia en el cuerpo.

La homeopatía proporciona una terapia segura y efectiva en el embarazo, durante el trabajo de parto y tratamientos para bebés y niños mayores. En algún momento puede ser necesario consultar a un homeópata, pero los remedios para autotratamientos que se recomiendan en este manual, disponibles a través de fabricantes de confianza en Sudáfrica, ofrecen a las familias excelentes posibilidades.

Una de las mayores preocupaciones acerca de la homeopatía durante el embarazo es el uso del árnica, que no es un remedio preventivo, y que se utiliza para tratar magulladuras, inflamación y otras lesiones. Aunque el consumo del árnica homeopática durante el embarazo es seguro (al contrario de las altas dosis presentes en el árnica fitoterapéutica o herbal), no se recomienda tomarla por vía oral. Una vez usted haya dado a luz, independientemente de si hubo un parto normal o una cesárea, esta funcionará de manera completamente efectiva y segura. Existe la idea de que el árnica promueve el sangrado, pero eso sucede cuando se utiliza en su forma herbal.

Como hay muchas personas que no conocen la diferencia, es más seguro utilizarla sólo en aplicaciones tópicas en piel sin lesiones para ayudar a aliviar dolores y magulladuras externas durante el embarazo.

Sin embargo, es recomendable tener a mano Árnica D6 en tabletas o gotas Injura para inmediatamente después del parto y tomar una dosis cada una a dos horas por un tiempo, y luego ir reduciendo gradualmente la frecuencia de la dosis a medida que se obtiene mejoría.

Remedios homeopáticos que se pueden usar durante el embarazo

Apis mellifica Dolores punzantes, cortantes en los ovarios en el derecho, que aumentan progresivamente. Sensación de peso en el bajo vientre. Al principio del embarazo o en el segundo o tercer mes, con mucho flujo. Constipación. Orina escasa. Muy ocupada. Paciente con gran instinto familiar.

Belladonna Dolor tensivo, presivo, hacia la vulva, con sensación de que los órganos internos van a salir. Dolores que empiezan y terminan bruscamente. Dolor en la espalda, como si estuviese rota. Pérdida de sangre de color rojo brillante que siente muy caliente.

Chamomilla Después de rabia, cólera, vejación. Gran excitación nerviosa. Impaciente, irritable, malhumorada, explosiva. Dolores de parto que empiezan en la zona lumbar. Sangre oscura, ofensiva. Orina frecuente.

Crocus sativus Hemorragia de sangre negra, viscosa, filamentosa, que aumenta con el menor movimiento. Sensación de que hay algo vivo que se mueve en el abdomen. Cambios bruscos y alternantes de humor.

Erigeron canadense Hemorragia abundante rojo brillante después de un esfuerzo físico, con violenta irritación rectal y urinaria. Placenta previa. Diarrea. Disuria.

Gelsemium Después de emoción fuerte, susto, pánico, terror. Dolores que se extienden hacia atrás. Debilidad muscular. Confusión mental.

Ipeca Náusea. Hemorragia continua de color rojo brillante. Dolores cortantes alrededor del ombligo. Sensación de presión hacia abajo. Debilidad.

Nux moschata Hemorragia con sensación de presión en el abdomen. En mujeres con desmayo fácil, emotivas, friolentas, deseo de dormir y resfriados frecuentes.

Pulsatilla Hemorragia de sangre negra, que cesa y comienza repetidas veces. Quiere aire fresco. Se agrava en habitación caliente. Varicosidades. Malposición fetal. Llorosa, sensible.

Sabina Hemorragia de sangre roja, con coágulos < con el más pequeño movimiento > acostada sobre la espalda. Dolor del sacro al pubis. Aborto en el tercer mes. Placenta previa.

Sécale Hemorragia copiosa de sangre negra, en parte líquida, en parte coagulada. Piel muy fría, pero no soporta el calor. Pulso filiforme. Dedos abiertos y rígidos. Delgadez. Anemia. Debilidad.

Sepia officinalis Sensación de peso en el bajo vientre. Extremada presión hacia abajo, con sensación de que va a salirse la matriz por la vagina. Oleadas de calor, con mareos y pérdida momentánea de la visión. Sostiene el vientre con las manos. Constipación. Escozor terrible en la vagina. Tendencia al aborto entre el quinto y séptimo mes. Mujeres de más edad.

remedios caseros

Conoce también

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión