Remedios naturales y herbales para la dermatitis

dermatitisUna de las dolencias cutáneas más frecuentes en los niños, ya desde recién nacidos, es la dermatitis. Aunque las hay de diferentes tipos, sin duda la más común es la llamada dermatitis atópica, que afecta a un 15% de niños.

La sequedad y el intenso picor son los síntomas predominantes, puede aparecer en los primeros meses de vida y suele mejorar hacia los dos o tres años de edad, haciéndose menos severa a medida que el niño crece.

Se desconoce con exactitud cuál es la causa, pero parece estar relacionada con una respuesta desordenada del sistema inmunitario, y también existe un componente hereditario.

Además, existen algunos factores que actúan como detonadores de la inflamación de la piel: todo lo que pueda secarla es capaz de agravar la dermatitis atópica, pero sobre todo le afecta el contacto con jabones, detergentes, perfumes, productos químicos fuertes… al igual que las prendas de lana, los cambios de temperatura los baños muy calientes, la humedad ambiental, el humo del tabaco o los ácaros del polvo.

Remedios herbales y naturales para la dermatitis

Remedios para la dermatitis #1: Aplicar avena externamente en forma de cataplasmas de harina de avena sobre la zona a tratar.  La avena destaca por sus propiedades dermatológicas. Sus extractos se utilizan para elaborar cremas o aceites para el cuidado de las pieles secas, sensibles o irritadas. Es emoliente, regenera la piel y la protege de infecciones, proporcionándole suavidad y elasticidad. Estas propiedades se atribuyen a su riqueza en ácidos grasos poliinsaturados, silicio y mucílagos.

Remedios para la dermatitis #2: Efectuar decociones con los copos y el salvado de avena.  Para ello, hervir 2 cucharadas de granos de avena en 1 litro de agua por 10 minutos.  Añadir al agua del baño.

Remedios para la dermatitis #3 Verter unchorro de vinagre de manzana en el agua del baño

Remedios para la dermatitis #4 Verter al agua de baño una decocción de abedul

Remedios para la dermatitis #5 Mezclar 1 cucharadita de aceite de lavanda con 1 cucharada de aceite de almendras y aplicar, mediante una bolita de algodón, sobre el área afectada.

Recomendaciones

Realizar el aseo de la piel y el cuero cabelludo solamente con agua tibia en el recién nacido, e incorporar gradualmente jabones suaves, sin perfumes.

Mantener una temperatura ambiental neutra (ni muy caliente ni muy fría), libre de corrientes de aire y de ruido.

Poner especial énfasis en los pliegues (retroauricular, cuello, axilas e ingles). De la misma forma, tampoco debe pasarse por alto el aseo del área que rodea el cordón umbilical.

Hacer un secado con una toalla de tela o de algodón, sin frotar en exceso.

No usar o colocar en el niño,  perfumes, colonias u otros productos perfumados no son recomendables por su potencial alergizante.

remedios caseros

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión