Cura depurativa de saúco

cura depurativaDespués de las fiestas de fin de año y en los cambios de estaciòn, siempre es bueno limpiar el organismo de toxinas para regeneralo.

Una forma de hacerlo es mediante las curas depurativas.

Existen muchas curas que incluyen la de manzana, arándanos, duraznos, frambuesa, higo, entre otros.

Una de las más populares es la cura de saúco y que, a continuación, se explica:

La cura de saúco ¿En qué consisste?

El saúco negro (Sambucus nigrá) es un árbol cuyas flores blanco-amarillentas desprenden un fuerte aroma y se presentan en grandes inflorescencias. Sus  bayas son de color negro-violeta.

Este árbol “santo” se plantaba con frecuencia en los jardines domésticos. Se le atribuye la facultad de ahuyentar los malos espíritus y de atraer los buenos espíritus domésticos (lares). Desde la Edad de Piedra los humanos hemos aprovechado los poderes curativos del saúco, cuyas flores contienen:

■ Más de un 1 por 100 de flavonoides, un colorante vegetal antioxidante altamente activo que impermeabiliza los tejidos contra los gérmenes patógenos, mejora el sistema inmunitario y aumenta la excreción de orina.
■ Hasta un 0,3 por 100 de aceite esencial, que junto con los flavonoides es responsable del efecto sudorífico, posee propiedades antibacterianas y favorece las secreciones mucóticas.
■ Taninos y mocos, que protegen las mucosas de gérmenes patógenos y curan las inflamaciones.

Rico en vitaminas y antioxidantes

Tanto el zumo de sus bayas como la tisana hecha con una infusión de sus flores, bebidos en caliente, tonifican el cuerpo y estimulan la sudoración. El zumo de saúco, unido a la infusión de flores, potencia la eliminación de toxinas y el efecto depurador de una cura de zumos. El de bayas contiene innumerables sustancias activas, como su amplísima gama de vitaminas:

■ 27 mg de vitamina C aumentan las defensas del organismo.
■ los 0,07 mg de vitamina B1 que otorgan energía y capacidad física.
■ otros 0,07 mg de vitamina B2, que favorecen la respiración celular, la sangre y la piel.
■ 1,08 mg de niacina, ideal para los nervios.
■ 180 mg de caroteno, pensando en la salud de la piel, los ojos y el sistema inmunitario.
■ una relación de minerales muy favorable por cada 100 g.
■ 1 mg de sodio, 300 mg de potasio, 1,6 mg de hierro

Saúco y acerola

Las bayas crudas del saúco son incomestibles y pueden provocar mareos, vómitos y diarreas. Siempre debe hervirse el zumo de saúco hecho en casa, pero también se puede comprar zumo puro de saúco (sin agua ni azúcar) en tiendas de dietética. Hemos visto una que lleva añadida acerola. La acerola (Malpigbia glabra) es el fruto de un árbol que crece en Centro-américa y el Caribe y que es muy rico en vitamina C y otros antioxidantes.

El zumo de saúco y el extracto de flores de saúco es adecuado para el ayuno, estimula los ríñones, intestino, glándulas sudoríparas y potencia la eliminación de toxinas. Potencia el efecto del ayuno y estimula las defensas del organismo.

Esta cura es particularmente adecuada para las estaciones frías, en otoño se puede realizar una cura de saúco como preparación para el invierno. Y en primavera: depura y potencia el organismo que se ha cargado de grasa y toxinas durante el invierno. Los que padezcan catarros frecuentes deberían realizar una cura de ayuno con zumos de saúco con mayor frecuencia. Es mejor no esperar a tener mucosidad, ojos llorosos y garganta áspera, síntomas de que la infección ya ha comenzado.

Para aumentar los efectos beneficiosos de esta cura añade mucha vitamina C natural a las bebidas de saúco, por ejemplo mediante la acerola, que contiene hasta un 25 por 100 de su peso en vitamina C. ¡Potenciaremos sus maravillosos efectos.

Cómo se prepara la cura de los 7 días

Se hierven 2 cucharadas soperas de flores de saúco en 1/2 1 de agua. Se deja reposar 10 minutos, se cuela y se añaden 8 cucharadas (aproximadamente 80 mi) de zumo de saúco. Se toma caliente.

Para variar y alternar sabores puede especiarse. Para ello se añade a la infusión 1 clavo de especia, 1 trocito de canela en rama y la cascara de 1/2 limón biológico.

Para seguir la “cura”, se beben a lo largo del día 8 raciones de bebida de saúco, cada vez que aparezca la sensación de hambre. El cuerpo recibe un mínimo suficiente de líquido e hidratos de carbono fácilmente absorbibles, que calman la sensación de hambrey mantienen la capacidad física. El saúco tiene un sabor ligeramente amargo y puede endulzarse con media cucharadita de miel.

El día antes de la cura de saúco va bien hacer un poco de limpieza intestinal, por ejemplo mediante una dieta rica en fibra, jugo de chucrut, yogury arroz. En esta jornada preparatoria ya se puede tomar una infusión de saúco por la mañana y otra por la tarde.

Y una vez hecha la cura, recomenzaremos con cuidado una dieta ligera. Para terminar las comidas, a base de vegetales, se bebe otra vez una infusión de saúco.

remedios caseros

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión