Cómo desintoxicar el organismo con vinagre de sidra de manzana

vinagre de sidra de manzanaEl vinagre de sidra es un poderoso desintoxicante capaz de devolvernos la vitalidad y la agilidad mental como saben bien en los Estados Unidos, en donde se usa mucho más el vinagre de sidra que en la vieja Europa.

Digamos que la dieta mediterránea es a los europeos lo que la cura de vinagre de sidra de manzana a los norteamericanos.

En el estado de Vermont, situado en el noreste de Estados Unidos, los habitantes parecen disfrutar de una longevidad excepcional, asociada a una excelente salud, lo que, por supuesto, no deja de intrigar a los investigadores.

Un estudio demostró que lo único que diferenciaba realmente su modo de vida del resto de americanos era su preferencia por el vinagre de sidra, elemento esencial en su farmacopea tradicional. La noticia se extendió y ahora numerosos americanos consumen de forma regular este vinagre.

La cura de Vermont es una cura de desintoxicación intensiva a base de vinagre de sidra que dura siete días. Está recomendada para eliminar los tóxicos acumulados en el cuerpo, procedentes de los alimentos, del metabolismo celular, de la contaminación ambiental o del consumo de drogas o medicamentos. Esta cura potencia la acción de los órganos depurativos del cuerpo: intestinos, ríñones, piel y pulmones.

El programa de desintoxicación de Vermont consiste en dos días de ayuno, tres de semiayuno y dos días de recuperación con un régimen especial. Este procedimiento evita cambios bruscos que podrían alterar el funcionamiento de los intestinos.

Se toman dos días de recuperación porque no es nada recomendable tomar alimentos fuertes, difíciles de digerir, ricos en proteínas y grasas, justo después de unos de días de ayuno y semiayuno; si sigue los dos días de recuperación evitará cualquier malestar.

 

El programa de desintoxicación Vermont con vinagre de sidra de manzana

Ayuno (primer y segundo día)
Al levantarse:
Tome un vaso de agua con dos cucharaditas de vinagre de sidra y una cucharadita de miel. Una hora más tarde beba un vaso de zumo de col fermentada.
Desayuno:
Dos tazas de infusión de hierbas o de té negro, con zumo de limón y endulzadas con miel.
Almuerzo (media mañana):
Dos vasos de agua mineral o de té, y un vaso de agua con una cucharadita de vinagre de sidra.
Comida:
‘/f / de caldo de verduras.
Merienda:
ll4 l de zumo de hortalizas (zanahoria, tomate…).
Cena:
‘/, l de zumo de fruta o de verduras, o de caldo de verduras.

Semiayuno (tercer, cuarto y quinto día)

Al levantarse:
Tome un vaso de agua con dos cucharaditas de vinagre de sidra y una cucharadita de miel. Sí tiene estreñimiento, proceda como los dos días anteriores y una hora después de levantarse tome un vaso de zumo de col fermentada. Desayuno y merienda: Proceda como en el ayuno.
Almuerzo, comida y cena:
Escoja entre las siguientes opciones y repaña los alimentos que se describen en la opción elegida en varias tomas a lo largo del día. Esta dieta monótona reduce el apetito y el trabajo de digestión, y permite centrar las energías corporales en la eliminación de toxinas.
44
– 200 g de cereales integrales con fruta, verdura hervida o yogur.
– 200 g de pan integral con V2 / de leche ounll^l de caldo de verduras.
– 800 g de patatas y verduras hervidas y caldo de verduras.
– 800 g de zanahorias crudas y patatas hervidas aliñadas con un poco de aceite.
– 800 g de patatas hervidas y fruta fresca.
– 200 g de muesli, 200 g de fruta y 200 g de verdura hervida.

Recuperación (cuarto y quinto día)
Se trata de seguir una dieta de pocas calorías, baja en proteínas, grasas y sal.

Al levantarse:
Tome un vaso de agua con dos cucharaditas de vinagre de sidra y
una cucharadita de miel.
Desayuno:
Escoja:
– Un huevo pasado por agua, un panecillo y un té o una infusión.
– Muesli y un té o una infusión. Almuerzo:
Una pieza de fruta y un yogur o una ración de queso fresco.
Comida:
Escoja entre:
Patatas y verduras hervidas.
Crema de patatas y verduras.
Merienda:
Una pieza de fruta.
Cena.
Pan con queso fresco.
Nota: Beba, durante la cura y después, abundante agua mineral (hasta superar con los demás líquidos de la cura los dos o tres litros).

 

Medidas para favorecer los efectos de la cura de Vermont

– Haga ejercicio: El movimiento estimula el funcionamiento de los órganos corporales, incluidos los órganos excretores.

Beba muchos líquidos (agua, zumos de fruta o de verduras, caldo de verduras, infusiones…); se recomienda beber entre dos y tres litros de líquidos al día.

Beba a pequeños sorbos y mastique bien los alimentos para favorecer la digestión.

Vaya a la sauna para favorecer la eliminación de toxinas a través de la piel, con el sudor.

Practique ejercicios de respiración para aumentar el aporte de oxígeno y expulsar el aire que haya podido quedar estancado en los pulmones.

Caminar por la montaña proporciona un ejercicio moderado, recomendado para todas las edades, y despeja los pulmones y la mente.

Tome masajes linfáticos.

No fume, ni beba alcohol, especialmente durante la cura.

remedios caseros

Conoce también

loading...

Un comentario para “Cómo desintoxicar el organismo con vinagre de sidra de manzana”

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión