Remedios con berro para caída de cabello, próstata y bronquitis

remedios berroEl berro es una plnata rastrera, perteneciente a la familia de las Cruciferas, originaria de Europa y de !as zonas templadas de Asia aunque se ha adaptado bien al clima de América del Norte y del Sur y en las Antillas.

Tiene hojas compuestas, ramilletes de flores blancas de cuatro pétalos y pequeñas vainas con forma de hoz. Crece silvestre en zonas húmedas y se cultiva en el agua o en las orillas en regiones templadas de todo el mundo. Tiene un aceite volátil de sabor fuerte y olor a mostaza.

Se cultiva como hortaliza para ensalada en pequeñas balsas, algunas de las cuales soportan el invierno y producen diez cosechas al año.

Es una planta que ha sido empleada por el hombre desde épocas remotas. Los antiguos griegos, que los denominaban kardamon, creían que los berros podían aumentar sus poderes mentales, los romanos y los anglosajones los consumían para purificar la sangre. En más de una región se considera que tienen propiedades afrodisíacas. Por ejemplo, las recetas de afrodisíacos a base de berros se pasan de una generación a otra en las familias cretenses.

En Egipto ni siquiera se consideraba necesario consumirlos para beneficiarse de estos poderes. En vez de eso se creía que colocar un ramo de estas hierbas, de fuerte olor, bajo la cama era suficiente para aumentar el vigor masculino.

Según afirma la leyenda, en los años setenta un príncipe egipcio hizo que le enviaran grandes cantidades de berros desde Gran Bretaña en avión para ayudarle a cumplir sus obligaciones con su harén. Estas tradiciones quizá emanen de su reputación como desintoxlcante y purificador de la sangre.

Propiedades curativas

Como alimento medicinal, los berros son nutritivos y están considerados como un antloxidante depurativo de la sangre, antipirético, antiescorbútico, antiséptico, regenerador celular, deslntoxicante, diurético, expectorante, hipoglucémico, laxante, estimulante metabólico y afrodisíaco.

Su repertorio medicinal -Incluidos tanto los usos tradicionales como los modernos- es enorme, aunque hoy en día se considera útil sobre todo para los trastornos respiratorios y para el alivio de la congestión respiratoria y la bronquitis, además de expectorante para la tos y el resfriado. Están aprobados por la Comisión E alemana para el catarro y otras dolencias del tracto respiratorio. Se utilizan también para combatir los trastornos digestivos y gastrointestinales, como ayuda para sanar los huesos y las articulaciones y para tratar la anemia.

Los berros también contienen magnesio, fósforo, potasio, sodio, cinc, cobre, manganeso, selenio y sulfuro, así como grasa y aminoácidos, más calcio que la leche y más hierro que las espinacas. (El calcio de esta planta se absorbe casi tan bien como el de la leche).

Contienen elevados niveles de betacaroteno y equivalentes de la vitamina A, muy convenientes para la piel y los ojos, además de vitaminas E y del complejo B, yodo para el funcionamiento del tiroides y ácido fólico, necesario durante el embarazo. Los berros aportan también magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, cobre, manganeso, selenio y azufre, además de ácidos grasos y aminoácidos.

Son excelentes para acudir en auxilio de los fumadores con riesgo de padecer cáncer de pulmón. Son la fuente natural más rica en una sustancia denominada feniletil isotio-cianato (PEITC), que liberan los tejidos de la planta al resultar dañados durante el masticado.

Las investigaciones han demostrado que el PEITC no es sólo un potente inhibidor del desarrollo del cáncer, sino que también tiene la capacidad de matar las células cancerígenas y prevenir que los agentes causantes del cáncer se metabolicen en carcinógenos. Se ha comprobado que los fumadores que coman 56 gramos de berros en cada comida están protegidos de un carcinógeno clave (NKK) asociado con el tabaco e implicado en el cáncer de pulmón. Las investigaciones indican que los berros pueden

Un puñado de ramilletes de berros anticarcinógenos al día son suficientes para ayudar a mantener a raya el cáncer de pulmón, proteger contra el cáncer de próstata y que muestran actividad antibacteriana contra la tuberculosis resistente a múltiples fármacos.

Remedios naturales y herbales

Remedio con berro para bronquitis: Consumir el zumo de la planta fresca, en dosis de 60/150 g al día. en varias tomas, con agua u otro líquido similar (por ejemplo caldo), pero en frio.

Remedio con berro para la próstata Macerar en frío, durante toda una noche, 100 g de planta fresca en un litro de agua. Tomar de tres a cuatro cucharadas al dfa.

Remedio con berro para el resfriado:  Consumir jugo de berro obtenido exprimiendo la planta, o mezclado con la misma cantidad de jarabe simple. (Para preparar el jarabe simple se disuelven 665 g de azúcar en 335 g de agua; llevar a ebullición y filtrar luego con una tela.) Tomar de cuatro a cinco cucharadas al dfa.

Remedio con berro para detener la caída del cabello Aplicar el jugo de berro para fricciones sobre el cuero cabelludo.

Remedio con berro para las llagas: Aplicar las hojas frescas de berro sobre la zona afectada para ayudar a la maduración o cicatrización.

Precauciones

En casos raros los berros picantes pueden provocar molestias gastrointestinales. Esta planta está contraindicada en casos de úlcera gastrointestinal y trastornos inflamatorios de los ríñones. Tampoco es aconsejable como medicina para niños menores de cuatro años.

remedios caidea de cabelllo

Conoce también

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión