Aromaterapia y sus aceites esenciales

aromaterapiaLa aromaterapia es una eficaz técnica que se basa en el uso de aceites esenciales de las plantas y flores para equilibrar el ánimo, combatir la depresión y otras dolencias más.

Es importante observar que para obtener las esencias de estos aceites se puede necesitarse cientos de kilos de hojas, flores o ramas según el caso.  De allí que se trate de un proceso laborioso de destilación para su extracción.

Forma de aplicar los aceites esenciales

Estos aceites esenciales se pueden aplicar mediante diferentes formas:

Absorción. Masajes y baños son la forma más común de aplicar los aceites esenciales. Bastarán unas gotas en el agua caliente del baño o diluidas en el aceite o crema de masaje. Estos aceites penetran a través de los pequeños vasos capilares y son transportados a todo el organismo mediante el torrente sanguíneo. El tiempo promedio son 90 minutos y en algunos casos toma tan sólo 30 minutos. Se aplican directamente sobre el área a tratar. También se pueden utilizar todo tipo de cremas, champúes, geles, jabones, mascarillas… todo depende del uso que queramos darles.

Inhalación. A través de vahos o colocando unas gotas de aceites esenciales en difusores de aromaterapia para inundar la casa o una habitación con su aroma. Se trata de una vasija en cuyo interior se coloca una vela que calienta un cuenco con agua y aceites esenciales, con el calor se van vaporizando y se aromatiza así el ambiente.

Vía oral. Es la forma menos común de administrar los aceites esenciales y puede tener contraindicaciones. Por lo general se hace mezclando con alguna bebida o alimento, como la leche o la miel.

Los aceites esenciales uno a uno

Aceite esencial de enebro Calmante, analgésico, antiséptico y antidepresivo. Útil para emplear en masajes para el reuma, artritis, dolores musculares, trastornos digestivos, y retención de líquidos.

Aceite esencial  de eucalipto Analgésico, antiinflamatorio, antiviral, antiséptico y expectorante. Se trata de un aceite vasodilatador, por lo que está indicado en caso de resfriado, gripe o tos. Tiene el poder de activar el sistema inmunológico, en especial contra enfermedades infecciosas, ayuda a disminuir la fiebre y es además analgésico para combatir el dolor de cabeza. Se puede utilizár también como inhalador (dos gotas áofr un pañuelo), o para masajear el pecho para liberar la congestión.

Aceite esencial de geranio Tónico, astringente, analgésico, antiséptico, antidepresivo, diurético y estimulante. Inhalado ayuda en casos de fatiga, equilibra y es útil en problemas nerviosos y emocionales, ansiedad y depresión. Favorece la memoria y relaja las tensiones. En caso de picor insoportable en la piel, el aceite esencial de geranio diluido en aceite u otra base proporciona alivio rápido.

Aceite esencial de árbol del té Antiséptico, astringente y cicatrizante. Por sus propiedades es muy beneficioso utilizarlo para combatir el acné. Para ello, añadir cuatro gotas en un algodón impregnado del tónico habitual, lavarse bien la cara y después aplicar sobre los granitos una gota de aceite esencial de árbol del té. También va bien para los cuidados del cabello, pues regula la actividad de las glándulas sebáceas.

Aceite esencial de bergamota Es un aceite muy efectivo como antiespasmódico, tónico y estimulante digestivo, calmante y antiséptico. Tiene un delicado tono verde y un aroma cítrico muy fresco y agradable. Combina bien con los aceites de lavanda, jazmín, ciprés, limón, geranio y coriandro.

Aceite esencial de caléndula Suavizante, hidratante y calmante en pequeñas cantidades. El aceite de caléndula es un excelente remedio natural para aliviar las quemaduras. Se elabora fácilmente macerando un puñado de flores de caléndula por cada litro de aceite de oliva y poniéndolo dentro de un recipiente hermético de cristal durante 40 días en un lugar cálido pero no soleado. Se aplica después del sol como si se tratara de un bálsamo.

Aceite esencial de ciprés Se añade a menudo a los remedios contra la celulitis y resulta excelente para mejorar el tono de la piel. Es astringente y se adapta mejor a las pieles normales, mixtas y grasas. Si lo agregamos a baños templados, o aceites de masajes, estimula y reanima los músculos doloridos después del ejercicio. Aplicado mediante compresas frías, es útil en casos de venas varicosas y poros dilalatados.

Aceite esencial de clavo Antiséptico y analgésico, se emplea en compresas para luxaciones. También favorece el sueño y, por su efecto localmente anestésico, se recomienda en  lociones bucales y pastas de dientes. Internamente es útil para los trastornos digestivos y previene las enfermedades infecciosas.

Aceite esencial  de hinojo Útil en tratamientos para el cuidado de la piel con el fin de tonificar los tejidos cutáneos hinchados y flaccidos. Es hidratante. Adecuado para mezclas de baño y vapores durante curas adelgazantes. Es uno de los aceites más valiosos para el tratamiento de la celulitis. Estimula la producción del estrógeno necesario para mantener el tono muscular, la elasticidad de la piel, una circulación saludable y huesos fuertes. Así que este suministro de estrógeno puede retrasar algunos de los efectos degenerativos del envejecimiento.

Aceite esencial de lavanda Descongestionante, astringente, calmante y antiséptico. También tiene propiedades antidepresivas y estimulantes de las defensas del organismo. Muy adecuado para vaporizar habitaciones cerradas o donde hay enfermos. Es uno de los pocos aceites esenciales que puede aplicarse sin diluir.

Aceite esencial de lemongrass Antiinflamatorio, desodorante y vasodilatador. Contrarresta la somnolencia y parece que su olor estimula la tiroides. Mejora la respiración y está indicado en caso de resfriados. En general, deja en el ambiente un olor fresco y atrayente. Pero cuidado porque es un aceite muy fuerte y hay que tener la precaución de diluirlo apropiadamente.

Aceite esencial de limón Astringente, desinfectante, revitalizante y desodorante. Mejora la circulación sanguínea y linfática. Añadido al baño estimula la circulación. Actúa como vitalizante y se puede agregar a tónicos cutáneos, cremas anticelulitis, lociones para pieles mixtas o grasas, cremas de manos para fortalecer las uñas quebradizas y champús para cabellos grasos. Añadido a compresas o vapores sirve para limpiar pieles con acné o impurezas.

Aceite esencial de mandarina Suavizante, delicado, relajante. Se aconseja para añadir al baño de los niños y a los tratamientos rutinarios del cuidado de la piel

Aceite esencial de menta Desodorante, refrescante, analgésico y antiséptico. Se puede añadir al baño para tonificar y estimular la piel, pero no hay que emplear más de un par de gotas, de lo contrario la piel notaría fría hasta el agua más caliente. Tiene efectos calmantes para piernas cansadas. Va bien para enjuagues para la boca y champúes anticaspa.

Aceite esencial de naranja Revitalizante cutáneo, astringente, relajante.

Aceite esencial de palmarosa  Hidratante, astringente, cicatrizante, estimulante cutáneo, antiséptico y anticelulítico.

Aceite esencial de pino Astringente, descongestionante y anticelulítico. Es un potente antiséptico. Desinfectante adecuado para baños de pies, baños de asiento, etc. También es antiinflamatorio, desodorante y refrescante. Útil en los baños para refrescar la piel y prevenir y calmar trastornos respiratorios o mezclado con cera de abejas o aceite de jojoba para fricciones del tórax. En aceites para masaje tiene acción calmante y analgésica, mejorando la circulación.

Aceite esencial de romero Tonificante cutáneo y capilar, reafirmante, circulatorio, anticelulítico, tónico muscular y analgésico. Es ideal para los cabellos, añadido en champúes, acondicionadores, emplastos y aceites para masaje del cuero cabelludo, deja el cabello fuerte y reluciente, mejora la circulación sanguínea del cuero cabelludo, regula la secreción sebácea y estimula el crecimiento. En los masajes mejora la circulación y alivia los dolores, siendo cicatrizante y un fuerte antiséptico.

Aceite esencial de sándalo Regenerador y revitalizante cutáneo, nutritivo y sedante. Mejora la respiración y favorece la meditación y la creatividad. Es antidepresivo y euforizante. Mejora la calidad del sueño.

Precauciones

La mayoría de aceites esenciales no deben aplicarse en su estado puro directamente sobre la piel, ya que son altamente  concentrados y podrían quemarla, a Antes de aplicarlos es necesario diluirlos en otros aceites, conocidos como aceites bases, o en agua. Los aceites base no cambian el aroma del aceite esencial. Algunos aceites bases adecuados son: almendras, cacahuate, coco, aguacate.

Evitar el contacto con los ojos. En caso de hacerlo deben de lavarse los ojos con abundante agua, evitando tallarse con las manos.

No confundir los aceites esenciales con los aceites sintéticos, su calidad es muy inferior a los aceites esenciales y si son aplicados en la piel causan quemaduras y alergias.

remedios caseros

Conoce también

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión