Remedios con el árbol del té para pie de atleta, herpes y más

remedios arbol del téEl árbol del té (Melaleuca alterniplia) es una planta de múltiples aplicaciones que tiene sus orígenes en Australia. Durante miles de años se han empleado las hojas como antiséptico y antifúngico aplicadas en forma de emplasto.

Sin embargo, la planta no recibió el nombre de «árbol del té» hasta 1770, cuando el explorador inglés James Cook y su tripulación se lo dieron. Aunque ellos emplearon por primera vez las hojas para hacer una infusión, posteriormente las mezclaron con hojas de picea para hacer cerveza.

Las propiedades medicinales de la planta fueron un secreto de los aborígenes australianos hasta principios del siglo xx, cuando se empezaron a estudiar sus cualidades antisépticas.

Con el aumento del empleo de los antibióticos, disminuyó el atractivo del árbol del té como antiséptico. En la década de 1960 el árbol del té volvió a adquirir popularidad y se volvió a investigar sobre él en todas las partes del mundo.

 

Propiedades del árbol del té

Las propiedades del árbol del té están contenidas en los aceites de sus hojas. El aceite se destila con vapor a partir de las hojas, de las que se obtienen entre 50 y 100 productos químicos diferentes. Esto puede explicar sus muchos usos beneficiosos. Los principales componentes activos son el terpi-neno-4-ol, el 1,8-cineol, el gamma-terpineno, el p-cimeno y otros terpenos. Su aroma es el de un desinfectante agradable.

Antibacteriano  La función más prometedora del árbol del té es frente a Staphylococcus aureus, resistente a la penicilina. En los hospitales de los países desarrollados, este microbio aumentó en la última década desde un 3 hasta un 40%. Esta bacteria ataca sobre todo a personas que tienen heridas, infecciones postoperatorias y depresión del sistema inmunitario . Es resistente a los antibióticos convencionales, excepto a la vancomicina. En un estudio en el que se comparó la vancomicina con el árbol del té, se demostró que éste era una alternativa poderosa.

El estafilococo resistente a la penicilina se disemina sobre todo a través de las manos, por lo que algunos hospitales emplean jabón hecho a partir de árbol del té para la higiene del personal y los pacientes. El árbol del té también actúa como expectorante cuando se inhala o se toma por vía oral, y tiene un efecto suavizante; por lo tanto, puede emplearse para las infecciones de garganta y del pecho, y para fluidificar las mucosidades. También es útil para los dolores de oído, la cistitis y la gingivitis.

La inhalación de vapor de agua con cinco gotas de aceite esencial de árbol del té no sólo suaviza la tos y ayuda a despejar la nariz, sino que también impide la diseminación de la infección. Para las infecciones de garganta, se pueden hacer gárgaras con seis gotas de aceite de árbol del té en un vaso de agua caliente.

Antiséptico El aceite esencial del árbol del té es un excelente antiséptico natural para las infecciones de la piel. Penetra inmediatamente en las capas externas de la piel y se mezcla con los aceites corporales para tratar trastornos como picaduras de insecto, cortes, quemaduras, acné, heridas infectadas, diviesos, forúnculos, sarna, piojos, sabañones, eritema del pañal, urticaria, reacciones tóxicas locales, su-damina y quemaduras solares.

Un estudio demostró que el empleo de gel de aceite de árbol del té al 5% para el acné era más eficaz que la loción con peróxido de benzoico al 5% en cuanto a efectos secundarios y si no había signos inflamatorios.

Los métodos más sencillos para tratar el acné con aceite de árbol del té son lavarse la cara con un jabón que contenga aceite esencial de árbol del té y aplicar directamente aceite puro de árbol del té sobre el acné dos o tres veces al día. (La aplicación directa de aceite esencial con un porcentaje superior puede producir irritación y aparición de ampollas.) Para prevenir las ampollas por las quemaduras solares, se aplica una crema de árbol del té.

Antiinflamatorio El árbol del té tiene propiedades calmantes del dolor y se puede utilizar tópicamente para esguinces, artritis, juanetes, bursitis, eccema, gota, síndrome del túnel carpiano y hemorroides. Es mejor usar productos que contengan aceite esencial de árbol del té, ya que el aceite esencial puro puede ser irritante.

Para aliviar el dolor causado por diversas afecciones artríticas (artritisreumatoide, artrosis, etc.), se pueden combinar 18 gotas de aceite de árbol del té con un octavo de taza de aceite de almendras. Se coloca en una botella oscura y se agita antes de aplicarlo tópicamente entre dos y cuatro veces al día en forma de aceite de masaje. También se puede emplear para hacer masaje sobre las muñecas en el síndrome del túnel carpiano.

Antifúngico El árbol del té es un excelente antifúngico que puede usarse para tratar Candida albicans, pie de atíeta, tina, muguet y onicomicosis (infección de las uñas por hongos).

Un estudio comparó el tratamiento de la onicomicosis con una solución de clotrimazol al 1 % con la aplicación de aceite de árbol del té al 100%. Al cabo de seis meses los resultados fueron similares en ambos grupos de pacientes.
Para las tinas y las infecciones de las uñas, además de aplicar gel, crema o aceite esencial de árbol del té, hay que desinfectar el agua del baño y el agua con que se lava la ropa añadiéndoles unas gotas de aceite esencial de árbol del té.

Preventivo El árbol del té puede reforzar un sistema inmunitario deprimido y ayudar a las personas con enfermedades crónicas, como el síndrome de la fatiga crónica, antes de practicar cirugía.

Para aumentar el poder del sistema inmunitario, se pueden añadir algunas gotas de aceite de árbol del té al baño, aplicar masajes semanales con aceite de árbol del té y realizar vaporizaciones e inhalaciones con algunas gotas.

Higiene personal Para luchar contra la placa dental, hay que cepillarse los dientes con una pasta dentífrica que contenga aceite de árbol del té o añadirlo al dentífrico habitual, además de añadir algunas gotas al líquido de enjuague bucal. Esto ayuda tanto a los dientes como a las encías. Para las encías dolorosas, también se pueden aplicar algunas gotas de aceite en la zona dolorida.

 

Remedios populares

Remedio con árbol del té para la psoriasis: Verter 2 tazas de sales del Mar Muerto, 2 gotas de aceite de siempreviva, 4 gotas de aceite de bergamota,  2 gotas de aceite de árbol del té y 2 gotas de aceite de manzanilla en una tina o bañera llena con agua caliente. Sumergirse en este baño durante 30 minutos. Repetir este remedio varias veces a la semana hasta que los síntomas desaparezcan y, luego, una sola vez por semana, para mantener la enfermedad bajo control.

Remedio con árbol del té para la vaginitis: Verter 2 gotas de aceite de enebro, 1 gota de aceite de manzanilla, 2 gotas de aceite de árbol del té y 1 gota de aceite de lavanda en una tina poco profunda llena de agua caliente. Sentarse sobre la tina, dejando bien sumergida la cadera, por un lapso de 15 minutos. Repetir este remedio una o dos veces al día, según sea necesario.

Remedio con árbol del té para el herpes labial  Mezcle aceite de árbol de té con una medida equivalente de aceite de oliva y aplíquelo al absceso dos o tres veces al día. Este aceite es un poderoso antiséptico. Hacia 1920 una investigación indicó que poseía 13 veces el poder antiséptico del ácido fénico, un germicida común entonces.

Remedio con árbol del té para el pie de atleta  Poner 5 gotas de cada aceite esencial (árbol del té, lavanda y tomillo) en un recipiente que contenga 1 litro y medio de agua y que sea lo suficientemente ancho para que los pies puedan ser colocados dentro.  Sumergir los pies por 10 minutos y secar.

remedios caseros

 

Recomendaciones

Siempre hay que consultar con el médico antes de emplear el árbol del té por vía oral. Algunas personas pueden presentar alergia al cineol que contiene, aunque algunos estudios demuestran que esta sustancia mejora la absorción cutánea del aceite. Hay que realizar pruebas alérgicas cutáneas antes de aplicar el producto sobre zonas externas. El aceite de árbol del té puro también está contraindicado en lactantes, niños pequeños, mujeres embarazadas y algunos animales domésticos.

El aceite de árbol del té no debe emplearse para la higiene diaria, y es tóxico para el hígado y los ri- i ñones si se emplea en dosis altas y durante mucho  tiempo. Dosis elevadas también pueden ser irritantes para la piel y provocar una reacción alérgica en algunas personas.

loading...

Deja un comentario

Vínculos patrocinados
Remedios naturales
Elimina tu celulitis
Ads
Buscar:
Síguenos en Facebook
 
Video del mes
Infusión para la ansiedad
Para más videos sobre remedios naturales y jugos curativos en:

http://bit.ly/WfFCWN

Revertir la diabetes
Recibe nuestras novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Controla la hipertensión